Código deontológico

Código deontológico y ético de Ana Mª Prats Cedó

Las presentes normas de actuación son las mismas que las definidas por ICF (International Coach Federation),

Preámbulo

1.Yo, como coach, creo en la dignidad de cada ser humano y me comprometo a hacer aflorar la capacidad e inventiva inherente de cada individuo.

2. Como coach persigo, a través de un proceso interactivo, el desarrollo de estrategias y soluciones diseñadas por el cliente, que le movilicen hacia la consecución rápida de sus objetivos.

3. Me comprometo a ser respetuoso y proteger la vulnerabilidad de cada cliente, mientras, de manera constructiva sitúo al cliente en un elevado estadio de responsabilidad.

4. Como coach me comprometo a  mantener la  objetividad y competencia en donde se me reclama y dirigir mis esfuerzos en beneficio del cliente, la comunidad y la sociedad.

1 Relación de coaching y contrato

5. Al comienzo de cualquier relación de coaching, articularé los términos de la relación cliente/coach de modo claro y por escrito mediante un acuerdo o contrato.

6 .Las condiciones del contrato coach/cliente incluirán mi cualificación; la naturaleza del servicio; los límites y el alcance del coaching o de los servicios ofrecidos, los derechos del cliente y las condiciones del contrato, p.ej. tiempos, frecuencia, sistemas de comunicación y tarifas del servicio de coaching.

2 Protección del cliente

7. El bienestar de cliente constituye el foco central de una relación de coaching y por consiguiente estoy obligado  a mantener un nivel de alto de integridad y confianza durante todo el proceso.

8. Por ello, en el desempeño de mi tarea:

–          seré respetuoso con las necesidades y requerimientos del cliente, y aportaré un feedback constructivo

–          estaré  atento a los límites de cada parte así como los asuntos confidenciales y conflictos de intereses que surjan

–          estaré  abierto a ocuparme de cualquier asunto que pueda surgir.

–          de ninguna manera me aprovecharé de un cliente de modo personal, social, sexual, o financiero.

Como coach, daré  a conocer cualquier beneficio personal que le haya aportado la relación coach/cliente de tipo: conocimiento útil, crecimiento personal así como los beneficios económicos derivados de referencias o recomendaciones que se pudieran producir para el crecimiento y bienestar del cliente y no para mi interés propio.

3 Confidencialidad

9. Como coach haré todo lo posible por honrar la confianza del cliente aunque no pueda ofrecer garantías de ello a priori.

10 Como  coach informaré al cliente acerca de las circunstancias que podrían influenciar mi objetividad o mi enjuiciamiento, así como cualquier decisión o aspectos relacionados con una decisión que llevan a revelar cualquier información confidencial del cliente a una autoridad superior.

11. Los clientes estarán informados de que esta confidencialidad no está recogida legalmente y podría someterse a citación a través de mí mismo. En el caso de que para mí como coach me  resulte incómodo mantener la confidencialidad del cliente, podré  consultar a un mentor-coach en un esfuerzo conjunto de determinar como manejar apropiadamente la situación.

12. En los casos extremos en que la información sea de naturaleza: “indigna”, “ilegal” o “peligrosa para el cliente u otros” estaré obligado como coach a consultar con un mentor-coach y/o un abogado, con el fin de determinar si es necesario notificarlo a las autoridades competentes con o sin el consentimiento del cliente.

13. Informaré convenientemente al cliente y éste manifestará su conformidad en que cualquier material aportado por mí como coach no podrá ser vendido, publicado o utilizado al margen de la relación de coaching sin mi consentimiento explícito.

4 Conflicto de Intereses

14. Cualquier conflicto de intereses se discutirá y resolverá teniendo presente el propio interés del cliente.

15. Cuando se detecte un conflicto, como coach  estaré éticamente obligado a comentarlo y tratar de resolverlo.

Si durante la relación de coaching, el coach no es capaz de servir al cliente objetiva y respetuosamente, o sin conflictos internos o externos, el coach está éticamente obligado a dar por terminado el acuerdo de coaching. Esta finalización se producirá con el conveniente aviso previo así como de una explicación del conflicto como razón para dicha finalización.

 5 Referencias y Terminación

Cuando condiciones internas o externas hacen ver que un caso es inabordable mediante un proceso de coaching, el coach tiene el compromiso ético de revelar su opinión y observaciones al cliente. El coach sugerirá una solución viable para el problema, haciendo todos los esfuerzos posibles que eviten alterar la dignidad del cliente. Si la solución sugerida incluye una referencia para otro coach, el coach está éticamente obligado a dar una lista de tres coaches adecuados. Si la solución sugerida por el coach incluye una terminación sin referencias, o posponer el contrato de coaching a un momento que se considere más adecuado, el coach está éticamente obligado a aportar una explicación clara del análisis que subyace a esa recomendación.

6 Alteraciones de tipo ético

Si un coach de modo consciente, con conocimiento contraviene el presente código, el coach será instado a trabajar con un mentor-coach y/o ser expulsado de la asociación. Una recriminación que conlleve a la expulsión de un coach de la organización constituye una confiscación de todas cuotas que el coach haya abonado a la asociación.

Fdo: Ana Mª Prats Cedó

COACH CERTIFICADO
E.C. (Emprendedor Coach)

80

Joana Prats

Pintura